Apúntate a nuestro WEBINAR GRATUITO» ¡EMPIEZA YA!

Si tienes que ahorrar más dinero, porque quieres acabar con tus deudas, ahorrar para tu jubilación, conseguir un mayor colchón para los estudios de tus hijos o para lo que sea, hay dos maneras de hacerlo:

  • Una manera es aumentar tus ingresos, pero esto lleva un tiempo.
  • Otra manera, más a corto plazo y más fácil, es aprender cómo reducir los gastos.

Ya sé. Es de sentido común. Pero igual necesitas un poco de inspiración para saber por dónde empezar y evitar gastos innecesarios, compras compulsivas o simplemente un poco de organización en tus finanzas.

Si no lo consigues tú solo porque lo has intentado y te parece imposible, la mejor manera es contar con la ayuda de un coach financiero que te va a guiar para lograrlo.

Aquí te cuento 23 maneras o trucos sobre cómo reducir tus gastos y ahorrar más dinero todos los meses.

como-reducir-gastos
AHORRO EN CASA

Cómo reducir gastos fijos en casa

Reducir los gastos de la casa se consigue cambiando pequeños hábitos y poco a poco haciendo que esos cambios sean cada vez mayores. Veamos unos ejemplos.

  1. Vuélvete más “verde”
  2. Refinancia tu hipoteca
  3. Revisa lo que pagas mensualmente por tu casa
  4. Reutiliza
  5. Compra marca blanca
  6. Háztelo tu mismo
  7. Usa menos agua

1. Vuélvete más “verde”

La primera forma de reducir los gastos en casa es ser consciente y más eficientes con el gasto de energía. A veces supone una pequeña inversión al principio. Pero a largo plazo supondrá un ahorro.

Por ejemplo, puedes gastar menos electricidad apagando las luces al salir de la habitación, aislando zonas que se utilizan menos, comprando bombillas LED, colocando un termostato programable o lavando la ropa con agua fría en lugar de caliente. Estos cambios ecológicos pueden suponer un gran ahorro cada mes.

2. Refinancia tu hipoteca

Refinanciar tu hipoteca puede reducir el pago mensual, la tasa de interés, o incluso terminar antes de amortizarla. En todos estos casos, pagarás menos por tu casa.

No es magia. No vas a chasquear los dedos y sacar de un sombrero una hipoteca más económica. Y no siempre tiene sentido para todo el mundo. Pero deberías considerarlo si:

  • Si tienes una hipoteca variable.
  • Si el tipo de interés es alto.
  • Si el plazo de hipoteca es muy largo (más de 20 años)

3. Revisa lo que pagas mensualmente por tu casa

En numerosas ocasiones una gran parte de tuscomo conseguir ahorrar ingresos se destina a la hipoteca o alquiler. Puede que te encante tu casa, pero te puede dejar sin un euro en todas las demás áreas de tu vida. Sí, necesitas un techo. Sí, quieres un buen lugar para vivir. Pero no quieres gastar tanto en tu casa que no puedas darte el lujo de hacer realidad otras metas en tu vida.

Queremos que tu casa sea la casa de tus sueños y no la casa de tus pesadillas.

4. Reutiliza

De acuerdo, esta te puede parecer una manera demasiado obvia de reducir gastos, pero no siempre hacemos el esfuerzo. Crea hábitos nuevos para reutilizar lo que ya tienes.

Desde llevarte tu propia botella de agua o tu termo para el café, a servilletas de tela, productos de limpieza caseros en botes de spray que ya tienes, recuperar ropa de otras épocas, etc.

5. Compra marca blanca

No necesitas todo de marca. Puedes invertir en algunos artículos porque son de una gran calidad y te van a durar toda la vida. Pero busca medicamentos genéricos, artículos básicos de la despensa, artículos de limpieza y otros de marca blanca porque la calidad es muy similar. ¡Esta es una manera rápida e increíblemente simple de reducir tus gastos cada vez que compras!

6. Háztelo tu mismo

No gastes dinero en cosas que puedes hacer tú mismo. Aficiónate al bricolaje. Pinterest, YouTube y las redes sociales están llenos de tutoriales sobre cómo hacer las cosas tu mismo: productos de limpieza para el hogar, comida para perros, detergente para la ropa, anti-hormigas, exfoliantes faciales, teñirte el pelo, hacerte las uñas, cocinar tus pizzas los viernes. La lista sería demasiado larga para este post. Con una pequeña inversión en ingredientes, puedes ahorrar mucho dinero a largo plazo en muchos de los elementos esenciales de tu día a día.

7. Usa menos agua

También puedes reducir gastos al reducir tus recibos. Por ejemplo, esfuérzate por usar menos agua en casa. Date duchas más rápidas. No pongas el lavavajillas a menos que esté lleno. Y cierra el grifo mientras haces las cosas cotidianas, como fregar, cepillarte los dientes o lavarte el pelo. Es otro pequeño hábito súper simple y que te ayudará a lograr ese ahorro mensual que quieres conseguir.

Descubre cómo reducir tus gastos de manera constante en el webinar gratuito. Te mostraré cómo acabar con la angustia y la frustración de no llegar a fin de mes.

Accede al webinar
AHORRA EN COMPRAR

Evita los gastos innecesarios en tu compra

¿Dónde tienden a gastar más los españoles? En comida. Esto hace que sea una de las partidas donde más podemos recortar y conseguir un mayor ahorro. Pero, tal vez reducir tu presupuesto en la compra te suena imposible. No es tan difícil. Te doy algunas pistas:

Planifica tus menús

Planificar las comidas es la primera norma para reducir tu gasto en la compra. Hacer un plan y comprar la comida de manera consciente te ayuda a evitar todos esos «Oh no, ¿qué hay para cenar?» y acabar pidiendo comida del Chino.

Así que, planifica cada comida que vas a hacer y siempre tendrás cosas a mano para el desayuno, la comida, la cena o la merienda. Cuando haces un plan de tus comidas, sabes lo que vas a comer, y sabrás exactamente qué comprar. ¡Eso significa que gastarás menos y desperdiciarás menos!

Aprovecha las sobras.

Cuando prepares una comida, no dejes que lo que quede después de la cena muera de una muerte lenta y mohosa en un tupper en tu nevera. Así desperdicias comida y dinero. Dale un buen uso a esos restos. Déjalo para la comida del día siguiente o planifica una cena de sobras en tu plan de comidas para la semana. Una manera muy fácil de reducir tu gasto en comida.

Llévate la comida de casa

Hablando de comidas, acaba ya con tu rutina diaria de comer en el restaurante. Acaba con las visitas a la máquina expendedora en tu oficina. Llévate la comida o merienda al trabajo.

Haz la compra on-line

Cuando haces tu pedido on-line en tu supermercado habitual, puedes controlar muy bien tu gasto. Cuando llegas al presupuesto que te has marcado, paras, revisas si puedes quitar algo y sustituirlo por algo que te falte. No tienes que caminar por la tienda con una calculadora en la mano para asegurarte de que no te pasas. Sabrás exactamente lo que pagarás antes de completar el pedido, y es mucho menos probable que compres por impulso esa bolsa de tamaño familiar de patatas fritas.

Utiliza los descuentos de tus productos solo si los ibas a comprar de todas maneras

Nunca compres cosas solo porque están en oferta. Sólo cómpralas si son productos que entran dentro de tu planificación semanal. Si no probablemente se queden en la nevera y se estropeen porque nunca fue tu intención comprarlo.  Desperdiciar no es ahorrar.

Descubre cómo reducir tus gastos de manera constante en el webinar gratuito. Te mostraré cómo acabar con la angustia y la frustración de no llegar a fin de mes.

Accede al webinar
AHORRAR EN OCIO

Otros trucos para reducir tu gasto en ocio

El ocio puede ser muy caro. Pero no tiene que ser así. Aquí te muestro algunas formas de reducir el gasto en ocio para que puedas disfrutar, sin sentirte tan culpable.

Acaba con las suscripciones que no usas

Revisa tus suscripciones y membresías y pregúntate cuál de estas realmente necesitas. No pretendo criticar estos servicios. Algunas suscripciones realmente te cambian la vida, y otras pueden ser imprescindibles para otras personas pero no para ti. Tómate un tiempo para pensar en los servicios que realmente no usas, ves o lees. Si estás tratando de reducir gastos, elimínalas.

Disfruta del aire libre.

Hay todo un mundo ahí fuera, y está esperando a ser explorado a muy bajo precio o incluso gratis. Senderismo. Ciclismo Correr. Mirar las estrellas. Salir a divertirse al aire libre es una manera fácil de ahorrar dinero en tu presupuesto de ocio.

Planifica bien las fechas señaladas o las citas

Existe un mito: Las citas caras son la única forma de mantener viva una relación.

La verdad: No tienes que gastar mucho dinero para demostrar tu amor. Reduce tus gastos en tus citas planificando citas creativas y económicas.

OTRAS FORMAS DE AHORRAR

Otras formas de minimizar tus gastos al máximo

Tenemos algunos trucos más bajo la manga para ahorrar dinero. Estos son algunos de nuestros consejos finales sobre cómo reducir los gastos.

Quita las aplicaciones de compras de tu teléfono

Está bien, no te asustes. No estamos diciendo que nunca debas comprar on-line. Pero si borras esas aplicaciones de tu teléfono, estarás poniendo una barrera entre ti y muchas compras sin sentido. Con estas aplicaciones, es demasiado fácil que tus dedos simplemente pinchen, y pinchen, y pinchen en cosas que realmente no necesitas.

Congelar los gastos 

Si realmente quieres desafiarte a tí mismo, congela radicalmente tus gastos. El desafío es: no gastar durante un día, o dos días, o una semana o, incluso un mes. ¿Te parece muy radial? ¡Pruébalo! Es realmente revelador lo que descubres.

Congelar tus gastos es una excelente manera de reducirlos por un tiempo. Y pueden ayudarte a ser más consciente de tus tendencias y a ser más agradecido por las cosas que ya tienes.

Deshazte de tus tarjetas de crédito

¿La mejor manera de dar pasos hacia delante en tus finanzas personales? Dejar de retrasarte. Suena lógico, ¿verdad? Entonces, ¡aplica esa lógica a tu dinero!

El uso de tarjetas de crédito atrasa el éxito en tus finanzas porque sigues pagando por tu pasado. En su lugar, deshazte de las tarjetas de crédito y podrás empezar a ser realmente dueño de tu dinero. Cuando eliminas esos pagos de tu presupuesto, puedes destinar ese dinero extra a tu ahorro. Eso es progreso.

Compre segunda mano

Usa el sentido común en esto. No compres ruedas usadas, o cepillos de dientes. ¿Qué asco! Pero si estás buscando un coche, herramientas, ropa de bebé, videojuegos, libros o una mascota, reducirás muchísimo tus gastos comprando artículos usados ​​en buen estado en lugar de nuevos.

Espera antes de comprar.

Si está pensando en hacer una gran compra, dedica un tiempo a comparar precios, sopesar los pros y los contras y pensar si realmente necesitas ese artículo antes de comprarlo.

Claro, querías una nueva chaqueta maravillosa para tu conjunto de pantalón y blusa que te compraste hace un mes, desde el momento en que lo viste por primera vez. Pero, ¿lo seguirás queriendo dentro de seis meses? Las compras impulsivas pueden ser muy costosas. Ten un poco de paciencia antes de hacer compras grandes. Puedes ahorrar mucho dinero buscando un precio más bajo durante ese tiempo de reflexión, o reducir el coste por completo, decidiendo finalmente no comprarlo.

Planifica tus gastos

A ver. Hemos estado usando mucho la palabra presupuesto. He aquí por qué: si quieres de verdad reducir tus gastos, el primer paso es hacer un plan para saber a dónde debe ir tu dinero.

Puedes recortar gastos. Solo se necesita tiempo y ser muy consciente. Pon estos consejos en práctica, pero no te pierdas el webinar gratuito para descubrir, por fin, cómo reducir tus gastos de forma constante y cómo gestionar bien tu dinero para siempre.

Si no lo consigues tú solo porque lo has intentado y te parece imposible, la mejor manera es contar con la ayuda de un coach financiero que te va a guiar para lograrlo.

Descubre cómo reducir tus gastos de manera constante en el webinar gratuito. Te mostraré cómo acabar con la angustia y la frustración de no llegar a fin de mes.

Accede al Webinar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar